Choque cultural

La familiarización en una cultura extraña (idioma desconocido, patrones de interacción distintos, códigos de comunicación distintos, otros valores y normas, diferencias de género etc.), en general significa una tensión física considerable, pero también psicológica para el individuo. Hay estudios que demuestran que largas estancias en el extranjero causan tensiones de estrés especiales. A menudo, ese estrés le sigue a una fase principal de entusiasmo y euforia. Se denomina con el término choque cultural.   

 

A ello hay que añadir que cada persona que emigra se separa de lo propio, de lo conocido, y se sumerge en lo desconocido y a menudo indefinible. Lo desconocido, lo incomprensible, lo extraño, lo indefinible de la nueva cultura, actualiza lo “perdido”, lo dejado atrás. Esta experiencia y esta lucha constante con ello, es lo que lleva a un proceso de duelo. Este proceso de duelo, denominado duelo migratorio es experimendo por todo el que emigra. Sólo la forma, el momento en que aflora y la intensidad de este proceso son diferentes para cada persona.

 

Teniendo en cuenta este choque cultural (antropológicamente: rechazo de las diferencias culturales) psicológicamente, que apunta a una auto-defensa de la propia identidad cultural. Puede manifestarse como un aumento de la tensión, agitación, irritabilidad, fatiga general y un  cansancio aparentemente sin fundamento. Los trastornos psicosomáticos tales como dolores de estómago, dolores de cabeza, tensión muscular también pueden ser parte de este proceso. También sentimientos de decepción, de soledad, de miedo o de desesperación  aparecen con frecuencia los cuales  pueden llevar a una depresión.

 

Dependiendo de la gravedad o la exposición a las condiciones ambientales y la capacidad personal para hacer frente al estrés, el efecto de choque cultural es individualmente diferente. Los procesos problemáticos  deben ser tratados de forma rápida, antes de que los síntomas se cronifiquen.

 

En el proceso de choque cultural puede también surgir una aversión hacia la nueva cultura. La asesoría intercultural apoya y acompaña este proceso psicológico y puede ayudar a la pareja bicultural a gestionar este proceso de manera adecuada.

 

Druckversion Druckversion | Sitemap
©Barrera-Interkulturell.de